jueves, 19 de abril de 2018

VIAJAR A NUEVA ZELANDA: SOUTHLAND


CATLINS
Southland es una zona de costa escarpada y llanuras onduladas, donde se encuentran las ostras Bluff de fama mundial y el lugar perfecto para hacer para una visita a la isla de Stewart
El centro más grande de Southland es Invercargill. Si eres un amante de los jardines, debes ver Queens Park y sus 80 hectáreas de senderos arbolados y diversos jardines. La ciudad es muy hospitalaria, por lo que, si buscas un lugar para hospedarse, encontrarás un alojamiento agradable y de alto nivel.
A media hora de Invercargill se encuentra el puerto pesquero de Bluff. Conocido por su fabuloso marisco, este es el lugar para probar las famosas ostras Bluff. Si te gusta la observación de aves, toma un ferry a Stewart Island, donde encontrarás un refugio para la vida de aves nativas y el único lugar en Nueva Zelanda donde tienes una buena oportunidad de ver el kiwi en su hábitat natural.
Southland ofrece senderos pintorescos para el ciclismo de montaña para todos los niveles. Recorrer en bicicleta las tierras altas y descubrir el fascinante patrimonio de la minería del oro en Welcome Rock Trails puede ser una alternativa interesante, mientras que el sendero Around the Mountains recorre los pueblos históricos y las reliquias pioneras y es conocido por su encanto rural. Recorrer en bicicleta Southland es una excelente forma de conectarse con la gente de la zona.
Para los amantes de la vida silvestre, esta zona es excepcional en especies raras y únicas, debes dirigirte a lo largo de la costa de Southland hacia los Catlins. El paseo del río Catlins te lleva a través del bosque de hayas y es conocido por sus cascadas escondidas y aves nativas raras. En Curio Bay encontrarás árboles fosilizados, con más de 180 millones de años de antigüedad, incrustados en la roca madre costera. Y en Nugget Point encontrarás lobos marinos, pardelas pardas, cormoranes, pingüinos de ojos amarillos, espátulas y una colonia reproductora de alcatraces. Y si miras con atención, puedes ver a los delfines retozando en las olas.

jueves, 5 de abril de 2018

VIAJAR A NUEVA ZELANDA: OTAGO

Otago

REGIÓN DE OTAGO

Que vas a ver en Otago

El Paisaje de Otago es poderoso y muy variado, soleado, seco y marrón, con antiguas montañas erosionadas, campos con plantas alpinas y ríos enérgicos. Con las temperaturas más altas y más bajas de Nueva Zelanda y la menor cantidad de lluvias, las zonas costeras son más frescas y húmedas.

Un poco de historia de Otago

Los maoríes llegaron a Otago alrededor del 1250-1300. Para subsistir quemaron gran parte del bosque interior. Estos maoríes se casaron con los primeros europeos que llegaron a la zona que eran cazadores de focas y balleneros.
En 1844 los jefes de la tribu maorí que ocupaba esta región, vendieron las tierras a la Compañía de Nueva Zelanda y desde 1848 se llenó de colonos, en su mayoría escoceses y fundaron la ciudad de Dunedin.
Estos colonos escoceses que llegaron a Otago pertenecían en su mayoría a la iglesia presbiteriana, le daban mucha importancia a la educación y establecieron escuelas públicas, también hicieron campaña por los derechos de las mujeres y los trabajadores y por la templanza limitando el alcohol.
En la década de 1850 se comenzó a criar ovejas para la producción de lana pero después de probar el envío a Gran Bretaña de carne refrigerada en 1882, también fueron criadas para la producción de carne.
En 1861 Gabriel Read encontró oro cerca del río Tuapeka, en un lugar llamado Gabriels Gully. Muchos mineros de Australia y Nueva Zelanda llegaron a Otago y encontraron más oro en Cromwell y en los ríos Arrow y Shotover.
Gracias a todos los buscadores de oro que llegaron a la región de Otago los pueblos crecieron rápidamente, incluido Queenstown.
Alrededor de 1880, debido a la lana y el oro, Dunedin era la ciudad más grande y más rica de Nueva Zelanda y la quinta parte de la población del país vivía en Otago.
Sin embargo en 2013 Otago tenía menos del 5% de la población de Nueva Zelanda.
Pero hoy en día existe otro oro en Otago, el vino Pinot Noir, esta variedad de uva tan inconstante, sobresale en estos viñedos más australes y la mayoría de las bodegas ofrecen recorridos y degustaciones.

Además esta región es conocida por sus senderos para bicicletas, por sus caminatas entre flores silvestres o por sus cruceros por los lagos de Dunstan y Roxburgh.

jueves, 22 de marzo de 2018

VIAJAR A NUEVA ZELANDA: CANTERBURY

Canterbury


LA REGIÓN DE CANTERBURY

Que saber antes de viajar

La región de Canterbury se extiende desde el océano hasta los Alpes y es tierra de llanuras y picos. Situado en medio de la Isla Sur, Canterbury es fácilmente accesible por tierra, mar y aire.
Y es una región donde puedes practicar todo tipo de actividades, se puede esquiar, jugar al golf, saltar en bungy, practicar rafting, hacer ciclismo de montaña, windsurf, avistar ballenas, visitar viñedos y jardines de primer nivel… todo un abanico de posibilidades para todos los gustos.
Si estáis la región de Canterbury os aconsejo visitar el Aoraki Mount Cook, practicar senderismo por el Parque Nacional Arthur’s Pass o simplemente pasear por las pintorescas bahías y pueblos de la Península de Banks.
En Canterbury encontramos la segunda ciudad más grande de Nueva Zelanda, Christchurch, conocida como “la ciudad jardín”.
Christchurch está entrelazada por dos ríos que unen parques, jardines y avenidas. Rodeada por el Port Hills y el Océano Pacífico, está situada en las llanuras de Canterbury y tienen como telón de fondo los majestuosos Alpes del Sur. Los galardonados Jardines Botánicos de Christchurch cuentan con una de las mejores colecciones de plantas exóticas y nativas.
En febrero de 2011, Christchurch fue golpeado por un gran terremoto en el que se destruyó gran parte de la ciudad central y su arquitectura neogótica clásica. Pero sigue siendo una ciudad muy hermosa por la que pasear en bicicleta junto al río, alojarse en buenos hoteles y disfrutar de refinados restaurantes, y una ciudad donde, a solo 15 minutos del centro, puedes encontrar fantásticas rutas de bicicleta de montaña o disfrutar del windsurf.
Los edificios pueden haberse dañado pero el alma de la ciudad y el espíritu acogedor de la gente permanecen intactos.
Canterbury
Pero Canterbury además se encuentra a mitad de camino de la Isla Sur, en el lado este. La cría de ovejas fue importante en su historia y todavía hoy hay pequeñas ciudades rurales dedicadas a ello.
Si tienes la oportunidad de ver Canterbury desde el aire te sorprenderá, sus llanuras forman un mosaico de granas bien ordenadas y con carreteras tan rectas que parece que no tienen fin.
En cuanto al clima Canterbury es una de las regiones más secas del país, pero en invierno hay heladas y nieve en las zonas más altas. En los días de verano se puede disfrutar de un viento cálido y seco.

A través de la Asociación de Canterbury, con sede en Londres, llegaron los primeros colonos a partir de 1850, de diferentes clases, desde ricos terratenientes hasta agricultores, pastores y sirviente.

jueves, 8 de marzo de 2018

VIAJAR A NUEVA ZELANDA: WEST COAST

West Coast

REGIÓN WEST COAST

La Costa

La Costa Oeste, o "la Costa" como lo llaman los lugareños, es un lugar salvaje de ríos y selvas, glaciares y tesoros geológicos.
La zona de West Coast, que en ningún momento tiene más de 50kms de ancho, tan solo alberga unas 32.000 personas, el 0,75% de la población de Nueva Zelanda. La ciudad más grande es Greymouth. Es la región más larga de Nueva Zelanda con más de 500 kilómetros.
Esta región, West Coast, es larga y poco ancha pero con mucho para ver. Según Lonely Planet esta región tiene uno de los 10 mejores recorridos costeros del mundo.
Imprescindible visitar los glaciares de Franz Josef y Fox. Son dos ríos gigantes de hielo a tan solo 250 metros sobre el nivel del mar.
Entre los lugares más famosos de West Coast están los “Pancake” de Punakaiki, desde allí, a tan solo 45 minutos en coche se encuentra Denniston Experience, donde podrás viajar en tren hasta una histórica mina de carbón para obtener una visión fascinante de la historia minera de la West Coast.
Podrás tener unas vistas inigualables desde la nueva Westcoast Treetop Walk entre antiguos “rimu”, coníferas endémicas de Nueva Zelanda, maravillarte con los acantilados de piedra caliza del Parque Nacional de Paparoa y con las aguas color turquesa de Hokitika Gorge.
La West Coast es la única fuente de Diorita (piedra verde) de Nueva Zelanda (pounamu), que se encuentra en los ríos.
La West Coast tiene muchas precipitaciones en comparación con el resto de Nueva Zelanda, anualmente entre 2.000 y 3.000 milimetros y aumenta rápidamente más cerca de las montañas. Pero a menudo son aguaceros de alta intensidad, no significa que llueva todos los días, más de la mitad de los días del año son con sol.
Al principio de la colonización europea, los colonos no estaban interesados en llegar hasta West Coast ya que era de difícil acceso. Hasta 1860 no llegaron los primeros colonos europeos y después del descubrimiento de oro y carbón en la zona llegaron muchas más personas y las ciudades fueron creciendo.

La minería disminuyó en el siglo XX pero ha revivido a principios de la década del 2000.

jueves, 22 de febrero de 2018

VIAJAR A NUEVA ZELANDA: MARLBOROUGH

Marlborough

REGIÓN DE MARLBOROUGH

La excelencia del vino

De las viñas al mar. Marlborough es el lugar donde llegaron las primeras personas que viajaron a Nueva Zelanda, los restos encontrados datan del año 1300, estos descubrimientos podrían significar que Nueva Zelanda es uno de los pocos países del mundo que pueden ubicar exactamente dónde llegaron los primeros pobladores. Los antepasados maoríes todavía descansan hoy en día en el primer cementerio en la zona.
Malborough, tal y como he comentado en otro post, es una de las regiones vitivinícolas más grandes del país, con un suelo excepcional, muchas horas de sol, lluvias mínimas y ausencia de heladas. Esta industria ha crecido mucho los últimos años.
Otra atracción muy popular de la zona es conocer un karearea o halcón nativo, uno de los pájaros más rápidos del mundo.  Es uno de los dos únicos lugares en el país donde se crían los karearea y verlos volar es una experiencia emocionante.
La mejor forma de visitar la abrumadora cantidad de bodegas en Malborough es en bicicleta, están muy cerca unas de otras y el ciclismo ofrece una opción perfecta ya que la zona es muy manejable. Todo lo que necesitas es un mapa, agua embotellada y un portabultos para las botellas de vino que puedas comprar y así llevarte parte de ese sol embotellado contigo.
Otra experiencia única rural es visitar Cape Campbell y su auténtico faro de rayas blancas y negras, construido en 1905, fue la base de la película The Light Between Oceans, La luz entre los Océanos, estrenada en noviembre de 2016. Este faro tiene una gran historia agrícola y marítima y la zona es la que registra récords de las precipitaciones más bajas de todo el país. Cape Campbell es un lugar salvaje y revitalizante y puedes hacer una caminata de pocas horas desde la cercana playa Marfells y reservar una de las casitas históricas que aparecen en la película.
Más hacia el oeste, los Malborough Sounds son el paraíso de los visitantes con una historia y un sabor únicos. Los “Sounds” son brazos que entran de mar en los valles fluviales, con picos cubiertos de arbustos de color verdes oscuro que se elevan sobre las aguas dulces y claras de un color azul que te dejará asombrado y que a menudo son el hogar de delfines y orcas. También son famosos por los mejillones verdes que se encuentran, grandes y carnosos.
Una quinta parte de toda la costa de Nueva Zelanda se encuentra en los “Sounds” de Marlborough lo que nos da una indicación de todo lo que tenemos que ver. También podemos visitar el Santuario de Aves de Motuara Island.
Una de las maneras más genuina de visitar estos “Sounds” es en el Pelorus Mail Boat Run, uno de los últimos barcos de este tipo en el mundo. Sale desde el pueblo pesquero de Havelock y el servicio ha estado llevando comestibles, pasajeros y correo a personas aisladas que viven en los sounds durante casi 100 años y que ahora agrega turismo a su repertorio.

Marlborough es una región llena de historia, uvas y sol, Los viñedos crean un entorno hermoso en todas las épocas del año.

jueves, 8 de febrero de 2018

VIAJAR A NUEVA ZELANDA: NELSON

Nelson

REGIÓN DE NELSON

Aprendiendo sobre Nelson

Escondido en la parte superior de la Isla Sur, lejos de la carretera estatal 1, encontramos la ciudad de Nelson, una ciudad de 50.000 personas.
Nelson es el tercer lugar con mayor diversidad étnica de Nueva Zelanda. Es el tipo de ciudad que atrae regularmente a los extranjeros, los que la visitan se enamoran y planifican formas de quedarse, a menudo abriendo un negocio.
Los maoríes se establecieron en Nelson hace unos 700 años, de hecho Nelson y Marlborough tienen pruebas de los asentamientos más antiguos de Nueva Zelanda. Los europeos lo encontraron igualmente atractivo y también fue uno de los primeros lugares donde establecerse. Fue donde se jugó el primer partido de rugby en Nueva Zelanda.
Nelson conserva un fuerte núcleo artístico, fue el lugar de nacimiento de la cerámica en Nueva Zelanda. La institución que mejor refleja a Nelson en este aspecto es el fenómeno internacional mundial de WearableArt, un espectáculo de premios que comenzó en la zona rural de Tasman hace casi 30 años y se hizo inmensamente popular, creciendo hasta el punto que tuvo que ser trasladado fuera de la ciudad para sobrevivir.
Con una puntuación muy alta de estilo de vida, Nelson se ha convertido recientemente en una meca del ciclismo de montaña, corredores de clase mundial eligen visitar esta ciudad, cuenta con pistas desde senderos para bicicletas urbanos y familiares hasta descensos equivalentes al doble de pistas negras en esquí.
En Nelson también encontramos cervezas regionales artesanales (Hop Federation, Townshend Brewery, Totara Brewing…) en varios lugares como Spring & Fern, Bel-Air Tavern, Craft Beer Depot y The Free House. En Stoke encontramos McCashin’s Brewery, descendiente de Mac’s Brewery, una pequeña fábrica de cerveza que acabó con el dominio de dos grandes cerveceras.
Nelson es una ciudad preciosa, rodeada por Tasman Bay, tres parques nacionales y cadenas montañosas. Boulder Bank es una rareza geológica que forma parte del Patrimonio de la Humanidad. También encontramos un santuario de aves, Brook Waimarama.
La proximidad a los ríos y el mar es uno de los mayores activos de Nelson.
El centro de la ciudad de Nelson ha perdido algunos de sus bellos ejemplos de arquitectura victoriana aunque todavía le quedan joyas escondidas. Entre ellas está el joyero Jens Hansen, el creador del “Anillo Único” para las películas de “El Señor de los Anillos”.
Nelson se convierte oficialmente en una ciudad gracias a la Catedral Christ Church que es todo lo que debe ser una catedral, fresca, tranquila y acogedora.

Si visitamos la ciudad en octubre no nos podemos perder el Nelson Arts Festival, donde los escolares hacen máscaras y llenan las calles de música y baile.

jueves, 25 de enero de 2018

VIAJAR A NUEVA ZELANDA: TASMAN

En Tasman encontrarás un poco de todo.
Esta zona disfruta del mayor número de horas de sol del país, los rayos se proyectan hacia una región que produce una enorme variedad de alimentos y bebidas. Tasman es también la principal región productora de lúpulo de Nueva Zelanda.
Los residentes de Tasman disfrutan de la tasa más alta de propiedad de la vivienda en el país y también la tasa más baja de criminalidad y en un par de horas puedes pasar de playas de arena dorada a valles de río y picos nevados, lo que significa que podrás encontrar lo que más te guste.
En el norte encontramos el P.N. Abel Tasman que es el parque nacional más pequeño pero más popular de todo Nueva Zelanda, con senderos amplios y sencillos, vistas y playas impresionantes. Y cabañas que son reliquias de antes de que se convirtiera en un parque. Por lo tanto tiene una sensación diferente a la de los otros parques naturales de Nueva Zelanda, en él se puede disfrutar plenamente no solo del paisaje sino también del vino, la comida y actividades complementarias como observar focas, pescar, navegar a vela, paseos guiados en kayak y a pie…
En verano Tasman suele estar extremadamente ocupada con ambiente divertido de fiesta. En la temporada alta de Navidad y Año Nuevo (hay que recordar que es verano para el hemisferio sur) muchas familias neozelandesas disfrutan de la arena dorada en casas de familia o alquiladas. Para paseantes más exigentes encontramos el Inland Track y si lo que te gusta es el ciclismo de montaña es perfecto el parque en kaiteriteri.
El P.N. Abel Tasman tiene muchos atractivos para todos los visitantes, cuenta con un programa de recuperación de aves y bosques que se llama Proyecto Janszoon.
Una de las nuevas incorporaciones turísticas en la zona ha sido el Tasman Great Taste Trail, que es un ruta de ciclismo, suave pero muy interesante, especialmente diseñada y nos lleva a lo largo de la costa hacia el interior, se puede ajustar para una tarde o una semana.
También es interesante hacer una visita al icónico huerto de cerezas Thomas Bros en Riwaka, según muchos las mejores cerezas del mundo.
Motueka es un excelente lugar para practicar barranquismo, paracaidismo, vuelos panorámicos, visitas a bodegas, paseos a caballo y excursiones a las impresionantes montañas de los alrededores, incluido el punto más alto del Parque Nacional Kahurangi, Mt. Owen y el espectacular Mt. Arthur, ambos con las cuevas más grandes y más profundas de Nueva Zelanda.
En el valle del río Motueka, Riverside Community es la comunidad de estilo de vida alternativa internacional más antigua de Nueva Zelanda, fundada en 1941.

Si buscas destinos gourmet perfectos hay que ir a Moutere, Mapua y Ruby Bay y visitar viñedos y galerías, destacan los viñedos Neudorf, Kahurangi Estate y Mahana Estates. En Moutere encontramos The Moutere Inn, el pub más antiguo de Nueva Zelanda con su cerveza artesanal.
Blogging tips