miércoles, 19 de marzo de 2014

BAY OF PLENTY

Bay of Plenty  está en el noroeste de la costa de Nueva Zelanda, tiene un clima templado todo el año y largas playas de arena con vistas al Océano Pacífico.

Cuando James Cook llegó en 1769 a Bay of Plenty  fondeó en una gran bahía llena de plantaciones y aldeas y la observó como “una bahía de la abundancia”. Esta zona de Nueva Zelanda sigue siendo igual de abundante hoy en día, alrededor de Tauranga  encontramos hectáreas de huertos y jardines que producen de todo, sobre todo kiwis, cítricos y aguacates. También debemos añadir la generosidad de los vinos y el marisco fresco. Tauranga es la bahía principal, se encuentra en uno de los puertos naturales más grandes de Nueva Zelanda. El pequeño pueblo de Te Puke  es la capital del kiwi, la mayor parte de los kiwis de Nueva Zelanda se cultiva en la Bahía de Plenty.


No debes perderte en la región de Bay of Plenty  la White Island. Una vez allí puedes caminar sobre un volcán activo, único volcán activo marino de Nueva Zelanda, es accesible por aire y por barco.

En Bay of Plenty, a poca distancia de Tauranga, encontramos el Mount Maunganui  lugar sagrado para los maoríes y un lugar muy popular para caminar. Localidades costeras cercanas al Mount Maunganui son espectaculares y un imán para los surfistas durante todo el año, también son buenas para la pesca y el buceo. Para los más aventureros no pueden faltar los deportes de riesgo como el paracaidismo y, para los más interesados en la tierra firme pueden practicar el blokarting  es un tipo de yate de tierra, con ruedas y vela, es vela sobre tierra.

Los maoríes se asentaron en Bay of Plenty  tardíamente, a finales del siglo XIII principios del XIV. Según la leyenda llegaron de su patria espiritual Hawaiki en tres waka (canoas), Te Arawa, Takitimu y Mataatua.

Bay of Plenty  está lleno de lugares sagrados como Mauao (Mount Maunganui), Papamoa Hills, Maketu y muchos pa (pueblos fortificados) y leyendas. Mauao  es una montaña sagrada en la entrada del puerto de Tauranga se traduce como “atrapados en la luz del día”. Según la leyenda maorí, la montaña que no tenía nombre por aquel entonces, eclipsaba por sus picos altos en el bosque Hautere. El amor de Mauao por la hermosa montaña Pūwhenua fue rechazado a favor de las atenciones de Ōtānewainuku. En su angustia pidió ayuda a las criaturas mágicas de la selva para que la arrastraran hasta el océano y que su dolor pudiera terminar para siempre. Cuando se acercaron a la orilla del agua, los primeros rayos del amanecer echaron a las criaturas mágicas y las hicieron huir de nuevo a la selva, porque estas criaturas eran casi inmortales, pero un solo fragmento de luz significaba una muerte segura. Paralizada por la luz de la mañana la montaña se convirtió en una señal importante. Para celebrar este nuevo estatus se le dio el nombre de Mauao ya que había sido capturada (mau) por la luz del día (ao).


En Papamoa Hills Regional Park encontramos 10 antiguas aldeas entre las que se encuentran las más antiguas de Nueva Zelanda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips