jueves, 29 de septiembre de 2016

VIAJAR A NUEVA ZELANDA – PENÍNSULA DE COROMANDEL

Coromandel
El parque costero de la Coromandel está lleno de espectaculares atractivos naturales.
Su interior montañoso y boscoso salpicado de senderos para caminar es perfecto para todo tipo de viajeros.

Para los amantes de las playas de arena blanca y calas secretas, The Coromandel será el paraíso. No os podéis perder Cathedral Cove, donde un arco formado naturalmente, divide dos bahías pequeñas perfectas. Además si cavas un agujero en la playa cerca del agua obtendrás agua mineral caliente que brota de forma natural de las profundidades de la tierra en Hot Water Beach. Si eres surfista puedes ir a Pauanui o Whangamata con un oleaje constante.

Pero también encontramos una gran cantidad de senderos para caminar, el más popular es el de los pináculos “The Pinnacles”, una caminata de 2 días que lleva a los excursionistas hasta uno de los picos más altos del Parque Forestal de Coromandel con unas vistas espectaculares. También hay una caminata de un día “The Coromandel Coastal Walkway” que serpentea a lo largo de la costa y atraviesa arbustos, zonas de cultivo y la costa mientras atraviesas el valle de Wentworth con una hermosa cascada y unas minas de oro abandonadas.

cathedral cove
Cathedral Cove es sin duda uno de los lugares más pintorescos (y hay muchos) de The Coromandel. Desde la hermosa playa de Hahei se puede caminar hasta Cathedral Cove, un arco formado naturalmente que merece la atención fotográfica. Desde el extremo norte de la playa hay una pista para caminar, durante una hora nos conduce hasta la parte superior del acantilado y luego desciende a la ensenada donde se encuentra Cathedral Cove. Una gigantesca cueva arqueada une dos calas. El arco le da a toda la zona un aire de grandeza. La playa está moteada de árboles pohutukawa que dan sombra a lo largo de la ribera, un lugar perfecto para un baño y un picnic. Justo al lado del arco encontramos un gran pináculo de roca de piedra pómez, esta formación es conocida con el hombre de ‘Te Hoho’ ha sido esculpida durante siglos por el viento y el agua.
Cathedral Cove, maravilla de la naturaleza, la pudimos ver en una de las películas de Las Crónicas de Narnia.  También podemos hacer un recorrido un poco más corto de una hora y media de duración saliendo del aparcamiento al final de Grange Road en Hahei y girando a la izquierda justo después de las tiendas de Hahei. Para los submarinistas la Reserva Marina de Cove ofrece un espectáculo visual sin igual con jardines de esponjas y una vida marina singular en todo el arrecife.

Hot Water Beach no podía tener otro nombre, la playa que combina la agradable sensación del agua termal que sale de forma natural de las profundidades de la tierra con el mar refrescante a pocos metros. Para los surfistas esta playa tiene buen oleaje pero cuenta con fuertes corrientes lo que significa que es una playa peligrosa para los nadadores.

coromandel
La pista de Pináculos “The Pinnacles” sube a través de la belleza áspera de la cadena montañosa de la Península de Coromandel, es una de las caminatas de dos días más populares de toda Nueva Zelanda. La pista sigue a través de una pista construida en el año 1900 para los caballos de carga que transportaban recursos naturales, aguas arriba del río Thames en el valle de Kaueranga. La pista es rica en historia desde los días de los registradores de kauri y los buscadores de oro que saquearon la zona durante muchos años.

coromandel
El paseo de Coromandel Coastal Walkway es un paseo de unas 3-4 horas unidireccional o unas 7 horas de ida y vuelta, la pista atraviesa arbustos, tierras de cultivo y costa bajo la sombra del monte Moehau. Stony Bay y Fletcher Bay marcan los puntos de inicio y final de la pista y ambos son joyas escondidas. Para los que solo quieren hacer uno de los recorridos existe un servicio de transporte regular que sale de la ciudad de Coromandel.


coromandel
Al sur de Whangamata existe un camino que conduce hasta el valle rural de Wentworth, un lugar muy tranquilo.  Es difícil imaginar que esta área fue una vez un gran asentamiento minero de oro que ocupaban hasta 300 personas y plagado de casas, tiendas y escuelas. Hoy en día solo encontrarás tiendas de campaña y motor homes a la orilla del hermoso río. Desde la zona de acampada hay varios paseos que conducen a las cascadas y la zona minera. La pista más popular que va a las cascadas cruza el río Wentworth dos veces (la profundidad es de tan solo hasta el tobillo). El Paseo que nos lleva a las minas pasa por bosques y va a lo largo de la base por una ladera empinada. Para excursionistas experimentados es posible enlazar con la pista que sale del Valle Maratoto en el otro lado de la cordillera de Coromandel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips