martes, 2 de diciembre de 2014

BREVE HISTORIA SOBRE LA MANERA DE COCINAR MAORÍ

La cocina tradicional maorí  giraba en torno al hangi o umu (horno de tierra). Los tamaños de los hangi podían variar dependiendo de lo que se estaba cocinando.

Los primeros colonos, misioneros europeos de principios del siglo XIX se vieron obligados a cocinar al aire libre, sobre el fuego de leña, imitando las prácticas de cocción de los siglos 17 y 18 en Europa en lugar de usar la manera de cocinar de sus contemporáneos que ya utilizan un tipo de cocina basada en hierro fundido, tecnología todavía no disponible en Nueva Zelanda.

Desde cocinar en ollas suspendidas sobre el fuego, los colonos progresaron con los hornos, con ollas que tenían tapas resistentes, y con cajas de hierro fundido con puertas en la parte superior.
En la década de 1850 el tipo de horno de hierro fundido de Gran Bretaña y los Estados Unidos se instala en algunos hogares de Nueva Zelanda. Sin embargo este tipo de horno estaba basado en un carbón de alta calidad y blando y, el carbón que se encontraba en Nueva Zelanda era muy diferente y esto provocaba que los hornos soltaran demasiado hollín y humo.

El neozelandés Henry Shacklock  diseñó en 1873 un horno de caja ancha y poco profunda que hizo que el carbón de lignito que tenían en el país funcionara correctamente, lo que lo convirtió en un éxito inmediatamente. Se mantuvo la producción hasta la década de 1940. Ninguno de estos primeros hornos tenía medidor de temperatura.

En 1860 se introducen pequeñas estufas de gas, que muchas veces podían ser peligrosas, en 1920 junto a ellas aparecieron los primeros hornos de gas que comenzaron a reemplazar a los existentes de carbón. Estos ya llevaban medidores de temperatura lo que permitía una mejor precisión a la hora de cocinar. Pero los hornos de carbón no llegaron a desaparecer del todo hasta la introducción de los hornos eléctricos en 1960.

Cuando hablamos de la gastronomía neozelandesa  ya os hablé de un postre que se disputaban como suyo Australia y Nueva Zelanda, el Pavlova, nombre de la bailarina rusa Anna Pavlova. Después de una investigación detallada por parte de la historiadora de alimentos Helen Lech, estableció que la primera receta conocida de Pavlova apareció en Nueva Zelanda. En 1929, The New Zealand Dairy Exporter, publicó una receta para el “Pastel Pavlova” un gran pastel de merengue horneado. Un libro de recetas de Australia había utilizado este mismo nombre para una gelatina de múltiples capas en 1926.


En 1953 el escritor británico Eric Linklater comentó que los neozelandeses, al igual que los escoceses, piensan que la cocción es la mejor parte de la cocina y pasan el día ingeniando tartas, pasteles e y exuberante cremas esponjosas, descuidando el resto de los alimentos.

1 comentario:

  1. Hola como estan?soy guia privado en estambul y organizo excurrsiones privadas a cappadocia,efeso y pamukkale.Con mucha referencia y ofrezco mas economico viaje guia de estambul con guia privado Santa sofia,mezquita azul,palacio topkapi,cisterna basilica,torre galata o grand bazaar tours estambul

    ResponderEliminar

Blogging tips