miércoles, 2 de julio de 2014

ESQUÍ EN NUEVA ZELANDA

Ahora que llega el invierno austral podemos aprovechar e ir a esquiar  a este país. Nueva Zelanda  es un destino de vacaciones de esquí internacionalmente reconocido por los esquiadores del hemisferio norte.

La temporada de esquí de Nueva Zelanda  en general va desde junio hasta finales de octubre. Si las condiciones lo permiten, las principales zonas de esquí comerciales comienzan a abrirse a principios de junio y las zonas más pequeñas suelen hacerlo a finales de junio o principios de julio.

Los meses de junio y julio pueden ofrecernos una buena nieve polvo aunque el mes de agosto es, sin lugar a dudas, el de mayor actividad de esquí. Durante septiembre y octubre también se puede practicar siempre y cuando las condiciones climáticas nos lo permitan, por ejemplo Whakapapa puede que abra hasta Navidad debido a su mayor altitud.

Los mineros noruegos introdujeron el esquí en Nueva Zelanda  en la década de 1860. Utilizaban los esquís para atravesar zonas con nieve y poder llegar a los yacimientos de oro, también los primeros exploradores antárticos que llegaron a Nueva Zelanda pudieron inspirar para la práctica de este deporte, pero no se convirtió en deporte hasta el siglo XX.

Las áreas más importantes para practicar el snowboard son en Ohau en el centro de la Isla Sur y Wanaka cerca de Queenstown. En este último, en Cardrona, encontramos unas de las pistas más populares para los snowboarders con un parque específico para ellos para todos los niveles.

Pero si os preguntáis por qué esquiar en Nueva Zelanda, la respuesta es muy sencilla, todas las zonas tienen su propio carácter distintivo. A diferencia del esquí en el hemisferio norte las estaciones de esquí en Nueva Zelanda no se configuran en torno a centros turísticos con chalets, casas de campo y hoteles, más bien el alojamiento y la vida nocturna apres-ski están en los pueblos cercanos de los alrededores que conectan con las principales áreas de esquí a través de un servicio de transporte diario.

Nueva Zelanda  ofrece numerosas zonas de esquí alpino, de fondo  así como también contamos con la opción del heli-esquí.

En Nueva Zelanda  existen dos tipos de estaciones diferentes, las “Commercial Ski Areas” y las “Club Ski Areas”. Las primeras son estaciones de esquí  que están a cargo de empresas que tienen accionistas y tratan de obtener beneficios para ellos, son estaciones más caras pero con buenas instalaciones y con pistas mejor preparadas. Las segundas son estaciones operadas por clubs de esquí sin ánimo de lucro, constituidas por miembros del club de voluntarios que en su tiempo libre ayudan a mantener las pistas. Estos clubs no contratan personal durante los meses de invierno, lo hacen los propios voluntarios del club. El primero club se estableció en 1913 en el Mt Ruapehu. En el 2006 había 73 clubs de esquí en Nueva Zelanda.

En ambos tipos las estaciones están destinadas para todas las personas que deseen practicar el esquí aunque las estaciones de clubs no pueden tener servicios como alquiler de esquís. Así que vale la pena consultar en sus webs antes de ir para informarnos en donde poder alquilar el equipo necesario.

Estaciones “Commercial Ski Areas”: Whakapapa, Turoa, Mt Lyford, Porters, Mt Hutt, Mt Dobson, Roundill, Ohau, Treble Cone, Cardrona, Snowfarm, Snowpark, Coronet Peak, The Remarkables, Queenstown Snowcats.


Estaciones “Club Ski Areas”: Turkino, Manganui, Rainbow, Hanmer Springs, Temple Basin, Craigieburn, Broken River, Cheeseman, Mt Olympus, Fox Peak

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips