jueves, 7 de julio de 2016

Waitomo Caves – Su historia, cuevas de luciérnagas

Cuevas de Waitomo
La delicadeza de los millones de estalactitas en las cuevas de Aranui es probablemente algo que no podrás ver en otra parte del mundo. La cueva se formó sobre una falla sísmica, lo que significa que el agua de lluvia, que es la que crea los cristales de piedra caliza, entraba más fácilmente. Como resultado, casi todos los rincones del techa y las paredes están adornados con formas frágiles y brillantes de color marrón pálido, rosa y blanco. Prácticamente no queda una zona del techo sin estalactitas.

Las Cuevas de Luciérnagas de Waitomo fueron exploradas por primera vez en 1.887 por el Jefe maorí local Tane Tinorau acompañado por un inspector Inglés Fred Mace. La gente local maorí sabían de la existencia de las cuevas, pero las cavernas subterráneas nunca habían sido ampliamente exploradas hasta que Fred y Tane fueron a investigar. Construyeron una balsa con los tallos de lino y con velas como única iluminación, flotando en la cueva a través de la corriente.

Cuando entraron en las cuevas, su primer descubrimiento fue una gruta llena de una gran cantidad de pequeñas luces brillantes que salpicaba todo el techo de la cueva, a medida que sus ojos se fueron acostumbrando a la oscuridad vieron como estas miles de pequeñas luces se reflejaban en el agua y pudieron ver que estas luces provenían de miles de luciérnagas. Continuaron con su inspección hasta llegar a los niveles más bajo de la cueva donde se encontraron rodeados de una decoración inigualable.

Jubilosos con este descubrimiento, volvieron muchas veces para explorarlo más a fondo y en una de estas exploraciones, el Jefe Tane, descubrió un nivel superior de la cueva con un acceso mucho más fácil y después de muchas prospecciones descubrieron un punto de entrada desde la tierra, es este mismo punto el que se utiliza en la actualidad para que miles de visitantes puedan deleitarse con esta maravilla. La cueva fue abierta al público en 1.889, pero cuando el número de visitantes se disparó el director Tane y su esposa acompañaban a los grupos por un módico precio. En 1.906 la administración de la cueva fue asumida por el gobierno.

Cuevas de Waitomo
En 1.989, casí 100 años después, la tierra y la cueva fueron devueltos a los descendientes de los primeros propietarios. Gran parte del personal empleado en las cuevas hoy en día son descendientes directos del Jefe Tane Tinorau y su esposa Huti.

La ciudad grande más cercana a las Cuevas de Waitomo es Hamilton, está a una hora en coche (78 kilometros) después Auckland, a dos horas (200 kilometros) y Rotorua, a dos horas (156 kilometros). Las Cuevas de Waitomo las encontrarás después de 8 kilómetros por la Waitomo Caves Road, fuera de la carretera estatal 3.

El tipo de luciérnagas que encontramos en estas Cuevas son exclusivas de Nueva Zelanda, no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Para poder visitarla tenemos distintas opciones, cada visitante puede escoger en función de su interés y capacidad, una de las actividades más populares es flotar a través de las cuevas en unos flotadores grandes.


Hay alrededor de 300 cuevas de piedra caliza conocidas bajo las colinas de la región de Waitomo, pero las más conocidas son Waitomo Glowworm, Ruakiri, Aranui y Gardner’s Gut. Además de las luciérnagas, como ya he comentado antes es el hogar de algunas de las decoraciones más hermosas que podrás ver en estalactitas, estalagmitas y helictitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips