miércoles, 14 de octubre de 2015

LA LEYENDA DE TAMAKI MAKAURAU

Nueva Zelanda
Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo, la tierra que se extendía entre Hunua y Waitakere era plana.
Las personas que vivían en esta tierra eran los Patupaiarehe, un pueblo de hadas. Pero entre ellos no se llevaban bien, así que grupos de ellos vivían separados. Una iwi (tribu) vivía en la selva Waitakere, en la costa oeste de Auckland, y la otra en el bosque de Hunua en el sur.
En las noches sin luna los miembros más jóvenes de los dos iwi solían jugar, al amparo de la oscuridad del cielo se escapaban de sus casas e iban en silencio al área de la otra iwi, y para probar que habían estado allí tomarían un recuerdo simbólico.
Una noche Hui, el hijo de Waitakere, regresó de una excursión con las manos vacías. Los otros jóvenes se burlaron de él. La noche siguiente Hui volvió pero no regresó. Sus amigos se culparon mutuamente por no haber cuidado mejor de él
Cuando el gran rangatira (jefe) Waitakere se dio cuenta de que su hijo no estaba se enfadó y convocó a su tribu a la guerra. Cuando estaban a punto de iniciar su canto de guerra vieron dos figuras corriendo hacia ellos. Era Hui de la mano de una bella joven. Este es mi amor, mi recuerdo simbólico. Cuando preguntaron quién era se dio a conocer como Wairere, la hija de Hunua.

Nueva Zelanda
El Hunua Patupaiarehe se enfureció cuando se dio cuenta que su princesa había desaparecido y su furia fue en aumento cuando se enteró que estaba con el hijo del jefe Waitakere. Un grupo de guerreros partió para recuperar a Wairere.
Cuando los guerreros Hunua se acercaron al poblado Waitakere, el tohunga (sacerdote) les mandó unos hechizos y los guerreros Hunua fueron cayendo muertos.
Mataaho (el guardián de los secretos de la Tierra) estaba muy furioso con el tohunga por haber tomado parte de su magia sin su permiso y despertó a su hermano Ruaumoko, dios de los terremotos y los volcanes y con su ira combinada se abrió un agujero en la tierra donde cayó el tohunga y desapareció para siempre.

El resto de los Waitakere huyeron para salvar sus vidas pero Mataaho y Ruaumoko acabaron con todos. La locura provocada puede verse en los volcanes de Tamaki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips