jueves, 11 de diciembre de 2014

NUEVA ZELANDA DEJA DE SER UNA COLONIA

El 26 de septiembre 1907, la colonia de Nueva Zelanda  dejó de existir. Nueva Zelanda  se convirtió en un dominio  dentro del Imperio Británico. Desde hace unos años algunos neozelandeses celebran el  “Dominion Day” el 26 de septiembre con desfiles y actos públicos.

Cuando el primer ministro Sir Joseph Ward, leyó la proclamación del estatus de dominio en los escalones del Parlamento el 26 de septiembre de 1907, marcó un importante cambio simbólico en las percepciones de Nueva Zelanda  como nación.

Tal como el “Evening Post” relató sobre el primer “Dominion Day”, Nueva Zelanda  fue “una” en la “escuela de las naciones británicas”. Fuera, en el extranjero  existe la noción de que Nueva Zelanda es simplemente la colita del gran perro, pero el Primer Ministro con determinación comentó que la cola no se debía pasar por alto ni ser despreciada de manera alguna.

Aunque el cambio de colonia a dominio no tuvo ningún efecto práctico, Nueva Zelanda  no fue ni más ni menos independiente de Gran Bretaña de lo que había sido antes.  El Primer Ministro ejerció como tal y el término Diputados fue reemplazado por Miembros de la Cámara de Representantes.

El 25 de noviembre de 1947, Nueva Zelanda,  adoptó el Estatuto de Westminster, que suprimía el derecho de Londres a legislar en los dominios, que la convirtió en un miembro de la Mancomunidad Británica de Naciones, a pesar de que en la práctica, el Reino Unido había dejado de jugar un papel importante en el gobierno de Nueva Zelanda desde hacía tiempo.

En 1953 el nombre fue cambiado y adoptó el nombre de “Reino de Nueva Zelanda” y la reina Isabel II es la actual jefa de Estado y tiene el título de “Reina de Nueva Zelanda”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips