martes, 10 de junio de 2014

MILFORD TRACK Parte I

La caminata de Milford Track  tiene una duración de 4 días en los que se recorren 53,5 kilómetros. En ella se puede disfrutar de la grandeza de este sendero que incluye los picos de las montañas escarpadas, los impresionantes cañones y majestuosas cascadas. Caminaremos junto a ríos de aguas cristalinas rodeados de una frondosa selva verde antes de cruzar por el Mackinnon Pass y llegar al espectacular Milford Sound.

Durante nuestro trayecto por Milford Track  pasaremos por muchos ríos y arroyos, la mayoría de ellos tienen puentes resistentes aunque de vez en cuando también hay pequeños arroyos que cruzan la pista, pero son por lo general bastante fáciles de atravesar, siempre de forma segura. Aunque hay que tener en cuenta que estos ríos pueden subir rápidamente de caudal dependiendo de la época del año en la que lo hagamos, por deshielo, por fuertes lluvias… y las pistas pueden estar inundadas.

El Milford Track  sigue la ruta del primer explorador Quintin McKinnon que la descubrió en 1888. El Milford Track es quizás el “track” más famoso de Nueva Zelanda, y ha sido para los excursionistas durante más de 150 años uno de los más emocionantes en cuanto a paisaje se refiere. Hace alrededor de 100 años apareció un artículo en el London Spectator donde el poeta Blanche Baughan declaró que Milford Track  era “el mejor sendero del mundo”.

El viaje de 53 kilómetros comienza en la cabecera del lago Te Anau y nos llevará a través de puentes colgantes, paseos alrededor del lago y puertos de montaña. Además podremos deleitarnos con prístinos lagos, picos de montañas como rascacielos y hermosas vistas del valle y todo esto te llevará a sentir el aliento de la niebla de Sutherland Falls, la cascada más alta de Nueva Zelanda, 580 metros en tres saltos desde Lake Quill. En un día soleado todo lo que nos ofrece la vista podría ser una postal perfecta, pero muchos caminantes dicen que solo cuando llueve y los torrentes de agua bajan con fuerza por las cascadas y por las laderas empinadas se experimenta realmente la magia de Milford Track.

La pista de Milford Track  se encuentra en el Parque Nacional de Fiordland, parte de Te Wahipounamu, suroeste de Nueva Zelanda y Patrimonio Mundial. El Milford Track  solo se puede caminar en una dirección, a partir de la cabecera del lago Te Anau y terminando en Milford Sound / Piopiotahi.

Cruzaremos el río Clinton por el impresionante puente colgante de 72 metros construido por ingenieros de Fiji en 1978. Tanto en el Clinton con el el Arthur River encontrarás unos rápidos en los que podrás ver el Whio (pato azul), a veces son difíciles de detectar pues sus plumas de color gris azulado proporcionan el camuflaje perfecto entre las rocas.

Para llegar a la pista desde Queenstown a Te Anau hay 174 kilómetros y entre dos horas y media y tres horas y media. Desde Invercargill a Te Anau hay 159 kilómetros, unas dos horas y media. Como siempre estos tiempos son solo orientativos. Desde Te Anau hay que ir a Te Anau Downs (27 kilómetros). En Te Anau Downs hay que tomar un barco hasta Glade Wharf que es el inicio de la pista, este viaje dura 1 hora y 15 minutos. Y para regresar deberemos tomar otro barco en Sandfly Point (extremo final de la pista) de 15 minutos de duración.

El mejor momento para ir es durante la temporada que abarca finales de octubre hasta finales de abril, es el momento en el que el clima es más cálido y hay servicios regulares hacia y desde el inicio y final de la pista. El resto del año el Mildford Track  permanece abierto pero está sujeto a las condiciones climáticas. Este sendero no está recomendado para menores de 10 años debido al entorno montañoso que podría resultar peligroso y a los cambios climáticos que ocurren con frecuencia. Hay que reservar con antelación tanto el alojamiento como el trasporte, los traslados al inicio/final.


Durante nuestro paseo nos podremos alojar en las tres cabañas bien equipadas que encontramos, Clinton Hut, Mintaro Hut y Dumpling Hut. No se puede acampar en este track. Durante la temporada de verano las cabañas incluyen, literas con colchones en dormitorios comunitarios, suministro de agua, wc, lavabos con agua corriente fría, No hay duchas, calefacción de combustible. Mesas y asientos aunque no hay utensilios de cocina pero si un lugar para cocinar con gas. Durante los meses de invierno las cabañas reducen los servicios que ofrecen, no siempre encontramos gas, así que si quieres cocinar deberemos llevar nuestras propias bombonas y los inodoros son reemplazados por fosas. El agua corriente del interior se apaga y solo se puede conseguir del tanque en el exterior que muchas veces puede estar congelado. También existe la posibilidad de alojarse en tres casas de campo privadas que hay a cargo de compañías de tours locales.

1 comentario:

  1. Hola como estan?soy guia privado en estambul y organizo excurrsiones privadas a cappadocia,efeso y pamukkale.Con mucha referencia y ofrezco mas economico viaje guia de estambul con guia privado Santa sofia,mezquita azul,palacio topkapi,cisterna basilica,torre galata o grand bazaar tours estambul

    ResponderEliminar

Blogging tips